Las Calles San Francisco, Cortes y Bilbao La Vieja.

Estas dos calles que responden al ensanche de Bilbao del siglo XIX, fueron durante mucho tiempo la referencia de ambiente de la Villa. La Calle San Francisco toma su nombre de un antiguo convento de franciscanos, que ya no existe y la calle Cortes recibió su nombre en honor a las cortes constituyentes de 1.869, las primeras por sufragio universal, aunque sólo votaban los hombres.
La calle Cortes era el barrio de vida alegre de Bilbao. En ella hemos conocido el Bataclán, El Neguri, El Bhúo Rojo, El Marilyne, El Moulin Rouge, sitios que combinaban la sala de fiestas con la prostitución y escorts. También en tiempos más cercanos se abrió el Zodiacos que era el paraíso de los travestis.

En estas dos Calles y en Bilbao La Vieja podemos ver edificios, que nos pasan desapercibidos, que son una auténtica obra de arte  de la arquitectura de la época.

También la oferta gastronómica de la zona es interesante: Tenemos el Berebar con cocina árabe. Con cocina de autor podemos encontrar La Viña, A Table, Agape y El Ogetamairu. Todos son sitios curiosos y divertidos. En esta zona siempre hay que señalar el Churrasco, un sitio de los de toda la vida, y el Perro Chico, dirigido por el incombustible Santiago (sus paredes están engalanadas con fotos de artista, cantantes, deportistas etc…que han pasado por allí a disfrutar de su cocina y ambiente).

Ya bajando al Muelle Marzana encontramos el restaurante Mina, que posee una estrella michelín y la cervecera Zubizuri, una cervercera moderna con producto tradicional que tienes buenos precios y un ambiente muy divertido, este local lo ha abierto Nenita Danger, de las Fellini.

En cuanto a bares de copas tenemos el Café Nervión donde también se puede cenar ( un sitio muy agradable), para los mas noctámbulos están El Badulake, El Bullit, El conjunto Vacío, El Balcón de La Lola y algunos más….

Resumiendo, una buena zona para organizar un plan y disfrutar con los amigos un Viernes, Sábado o cuando sea….

 

1 Comentario

  1. Me parece que el Ogetamairu está cerrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Archivos