La Leyenda del Puente de la Merced

La Leyenda del Puente de la Merced

Imagen0380Al cruzar el puente de La Merced muchos hemos observado que existen ocho farolas de fundición con dieciséis seres alados, dispuestos en parejas, a los dos lados del puente, que nos miran cuando pasamos…..

Estos seres no están por una simple cuestión estética, están para darnos buena suerte.

Cuenta una antigua leyenda de la época medieval de la Villa de Bilbao,que existían unos seres alados que vivían en las zonas boscosas del barrio de San Francisco y que hacían incursiones por Bilbao La Vieja y la nueva Villa de Bilbao, las tierras donde estos seres vivían desde hace mucho tiempo.

Estos seres que iban siempre en parejas y no se sabía su sexo, se acercaban a las personas que estaban tristes o desamparados. Cuando les rozaban, transformaban el ánimo de las personas,  que pasaban a sentirse queridas, y así encontraban amor y suerte en la vida. Y no tardaban  en tener gran alegría de vivir y encontraban pareja, y los que ya la tenían, la consevaban hasta el fin de sus días.

La leyenda dice que si tocas su pecho o su lomo con una caricia, te beneficiarás de su protección en el amor y la buena suerte.

Así que ya sabes… Cuando pases por el puente de la Merced acaricia siempre a sus seres alados ¡Y ellos cuidarán de ti!

1 Comentario

  1. Me encanta!!

    Allá que voy a ir a acariciarlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Archivos